Aftershave casero

Herramientas de afeitado clásico

Aftershave casero para afeitado a navaja… o no…

Os voy a contar cómo se puede uno fabricar un aftershave casero muy aparente, con la fragancia que más os guste y que os dejará la carita en estado de gracia. Os recomiendo encarecidamente que os paséis por las páginas de Afeitado Clásico si os queréis iniciar en serio en esta inigualable forma de afeitado: mediante navajas barberas y máquinillas de afeitar de antes de la era espacial…

Sea afeitado clásico o afeitado Federer con máquinillas de 17 cuchillas en la que la primera levanta, la segunda corta, la tercera apura y todas juntas te vacían poco a poco la cuenta del banco, el afeitado es un proceso agresivo para la piel. No en vano, estamos pasando una cuchilla afiladísima por una de las pieles más delicadas del cuerpo. En el proceso no sólo cortamos el pelo, sino que además producimos una mayor o menor retirada de células, vivas y muertas, de la piel de nuestra cara. Eso nos va a producir cierto grado de irritación en la piel y para paliarlo a alguien se le ocurrió un día inventar el aftershave.  

En mi caso, no os voy a ocultar que aparte de que me resulta totalmente satisfactoria esta forma de afeitado, me resulta muy reconfortante esa pequeña ‘vuelta a los orígenes’  que supone emplear una navaja, una brocha y jabón para afeitarse. Y puestos a reconocer cosas, tengo que reconocer que también

tiene su puntillo espantajo y exótico. Pionero, si queréis. Y mola un montón eso de hacerse las cosas uno mismo. No hasta el extremo de este señor tan simpático llamado Mike Cook que se afeita con lascas de obsidiana. Yo me lo planteé durante un tiempo, pero desistí ya que por aquí por Cádiz la obsidiana no abunda y sí, en cambio, la piedra ostionera, que me garantizaba no un apurado perfecto sino un acabado Ecce Homo . De manera que me conformo con mi navaja de afeitar desechable de 5,50 €, mi brocha de pelo de… mejor no saberlo de 5 €, mi barra de jabón Bea y espuma Lea y, eso sí, mi súper tazón de hacer espuma del mercadillo de San Fernando de los sábados en la Alameda, que sospecho que es una auténtica joya de madera torneada,

Herramientas de afeitado clásico y pulverizador con aftershave casero

Mis herramientas de afeitado low-cost. Adviértase el discreto pulverizador de aftershave casero…

lacada y metal que presumo será hojalata contrachapada pero que queda genial. De manera que para completar el kit pionero sólo me faltaba el aftershave casero hecho por mí mismo… un poquito de  lectura por aquí y por allá y me hice una fórmula de lo más sencilla y económica.

El aftershave casero: Hidrata, tonifica y da esplendor

El ingrediente principal el Agua de Hamamelis, que es una infusión de la planta Hamamelis virginiana, (witch hazel en inglés) cuyas propiedades astringentes, desinfectantes y hemostáticas son bien conocidas desde antiguo, razón por la que se  usa profusamente en la elaboración de aftershaves y lociones para el afeitado. Curiosamente, también se usa para paliar las molestias de las hemorroides, lo que no deja de ser muy apropiado en aquellos casos de personas capicúa si la emplean como aftershave casero. El agua de Hamamelis la podéis conseguir en la farmacia a un precio desorbitado y en sitios como la clasiquísma droguería madrileña Manuel Riesgo por apenas 9 € el litro.

Como segundo ingrediente usaremos glicerina, que tiene propiedades hidratantes y ayudará a que la piel de tu cara se mantenga más hidratada, y así el aftershave casero te dejará una piel más suave. Aunque la cantidad final de glicerina en la mezcla puede variar, conviene no pasarse, pues un exceso de la misma tiende a dejar una sensación pegajosa en la piel.

Por último, utilizaremos un poco de nuestro perfume favorito para aportar la nota fragante a nuestro aftershave casero y, aprovechando el contenido en alcohol del perfume o colonia, mejorar las cualidades antisépticas de la mezcla y de paso favorecer su conservación. Yo uso un poquito, apenas 4 o 5 pulverizaciones de Hugo Energise que me trajeron los Reyes Magos hace ya tres o cuatro años (me duran tela las colonias, todo hay que decirlo)

Aftershave casero
Tipo de Receta: Producto de tocador
Tiempo Prep.: 
Tiempo Total: 
 
Una fórmula para preparar un aftershave casero
Ingredientes
  • 150 ml de Agua de Hamammelis
  • 5 ml de glicerina
  • Una pizca de colonia o perfume
Instrucciones
  1. Introducir los ingredientes en un frasquito elegante o en un pulverizador. Agitar bien. Usar a discreción después de afeitarse

 

En fin, esta es mi formulación personal de aftershave casero, que podéis encontrar, muy parecida, por la red. Ahora voy a ver si investigo un poco sobre el mundo de los jabones e intento fabricarme mi propio jabón de afeitar. La idea será solidificarlo en el propio tazón de la espuma y así poder usarlo directamente… pero eso es otra historia.